miércoles, junio 21, 2006

Voy por la vida

Muchas veces, como hoy, siento que la vida no me deja que la lleve por donde quiero, por el contrario, empiezo a dejar que la vida me lleve. Siempre trato de hacer lo mejor, pero llega un momento en que sin rendirme, las cosas salen peor. No son piedras en el camino, son rocas, y éstas no las puedo mover, sólo las esquivo. Aún no me rindo.

La tranquilidad que llevaba desde mi última visita al mar parece que se esfumó. Esperaba que durara un poco más.


Deseaba jugar el campeonato nacional de bowling, pensé que tal vez sirva para relajarme unos días, pero no puedo, no voy a poder. Me es imposible dejar el trabajo, no hay quien pueda reemplazarme. Tengo muchas cosas pendientes, además un compañero de trabajo tiene que operarse una hernia.

Lo que me estuvo entreteniendo algunas noches, haciéndome olvidar por unos momentos de lo que me esperaba al día siguiente era la final de la NBA, pero lamentablemente se acabó anoche con la victoria de los Miami Heats, que por cierto no terminé de ver. Me quedé dormido. Quería que los Dallas Maverick ganaran ese partido para poder ver uno más, pero ya fue. Campeona el ganador de siete fechas. Dallas comenzó ganando las dos primeras, pero increiblemente Miami ganó en forma consecutiva las cuatro últimas. Así se acabó también el basket.

Mi trabajo consiste en solucionar problemas, los problemas son retos. Pero cuanto los retos no los puedes resolver, he ahí otro problema. En el trabajo siempre siento la presión de los clientes quienes quieren el trabajo lo antes posible. Eso no es problema, pero todo es distinto cuando intervienen terceros. Mis proveedores no me cumplen, cuando un equipo se descompone, cuando un compañero de trabajo falta, etc. Y por mi lado hay trabajos que realizo que no salen como deseaba o como pienso que deberían salir.

Hay quienes me dicen que me preocupo demasiado. Normalmente siento que puedo hacer más. Aun que ya me estoy cansando. Mis demonios ni se asoman porque casi no tengo tiempo ni energías, las estoy perdiendo reclamando, últimamente sin pelearme, a mis proveedores y dando explicaciones para hacer entender a los clientes por las demoras.

En fin espero revertir esta situación pronto o me volveré loco, claro si es que no lo estoy aún.

4 comentarios:

Life Coach Perú dijo...

Cheka mi blog...el tema es ideal para personas como tu.

Necesitas un cambiourgente, estas "dormido" en la vida.

Marea dijo...

Tienes que irte a pescar ya,ya, nada es más importante que tú.

enakam dijo...

Life Coach Perú dices que estoy "dormido", pero no estoy seguro de eso. Visité tu blog, interesante propuesta. Suerte.

Gracias Marea por tu recomendación. Tienes razón que no hay nada más importante que uno mismo. Nada más que el mar está un tanto movido como para pescar.

Jen dijo...

tranquilo, desesperarse no sirve de nada.