lunes, julio 02, 2007

Sin letras

Hoy me siento sin letras, no tengo palabras para expresarme. Debería ser más fácil escribir con letras temblorosas que hablar titubeando. Pero no lo es, las letras se mezclan, me confunden, casi no puedo teclear.

Hace poco creí haber dejado todo en el pasado, pero aún lo recuerdo. Recuerdo ese sentir de hace años. Días difíciles. Creía que no encajaba en ese mundo, sentía que andaba buscando un espacio en el rompecabezas equivocado, el rompecabezas de ese mundo de pensamiento cerrado, tan terco, lleno de paradigmas, costumbres, ideas, donde se busca los extremos, todo tiende a negro o blanco, un mundo que no conoce aún los matices de grises. Un lugar que aún no me gusta, a veces me molesta, y en el que siento que no pertenezco, pero a la vez es un lugar que no puedo dejar. Hago el esfuerzo de amoldarme, por sobrevivir, aprender a vivir en él, porque tú también eres parte de ese mundo y a la vez parte de mi mundo. No te culpo, no culpo a nadie más que a mí, soy yo el extraño aquí.

Por momentos me llenaba de lágrimas, desesperado, lleno de impotencia, sentía que ya no podía hacer más. En todo caso aún hoy no se que más pude haber hecho. Tenía ganas de dejar todo de lado. Es eso que me hacía sentir así, de querer mandar todo a otro lugar, a un mundo lejano al mío, al que no pertenezco, llegar al punto de estallar y ser poseído por mis demonios en otra de sus variantes.

Se que te he hecho daño. Te prometí más de una vez que no volvería a suceder. Pensaba, talvez engañado o cegado, que sería así. Y no es que te lo haya dicho por decir, así lo sentía, así lo creía, casi así lo sabía. He hecho todo lo que pensé que tenía que hacer, con mucho esfuerzo, esfuerzo insuficiente pero no en vano.

La música ya no me relajaba, no me tranquilizaba, más bien, todo lo contrario, me hacía sentir triste. El mar tampoco me hacía caso, ya estaba cansado de tanto drama. No quiero volver a sentir que pierdo el interés en todo, que ya nada me interesa, que ya pocas cosas son de mi agrado. No quiero volver a perder las esperanzas que el mañana sea mejor. No voy a abandonar mis sueños, no dejaré ir el futuro planeado. No volveré a sentirme sólo, sentir que no hay nadie, que nadie me puede ayudar, ahora estás tu conmigo.

Aunque todo ya se calmó después de la tormenta, a veces recuerdo ese dolor, me duele más haberte hecho sentir ese dolor, mi dolor, que no debería, no tiene por que ser tuyo. Reconozco y te agradezco por tu paciencia, apoyo, el estar conmigo siempre, todo tu esfuerzo y sacrificio, aunque en vez de escribirlo debería demostrártelo. Gracias por ayudarme a ponerme de pie.

No pido comprensión ni compasión, eso puede resultar un tanto difícil. Si escribo esto, es porque así me sentí, a veces aún lo siento. No quiero que sientas pena. Yo no quiero más tristeza a mi alrededor. Estoy aprendiendo a ser feliz, pero esa felicidad, mi felicidad, no puede ser intercambiada por la tuya. Seamos felices juntos.

Sabes que esto lo escribí hace unos días, y se que en este lugar debería de estar un bonito poema, pero sólo pude escribir esto. Se que todo esto pasó, pero no lo he olvidado. Pronto te estaré dedicando mis letras.

16 comentarios:

TRuLy dijo...



Yo te quiero como eres...
no me importa nada mas
para eso somos amigos.

Espero todo este mejor,
recuerda que siempre sale el sol despues de la tormenta...

Un abrazo fuerte!

Tu amiga
Lissette ;)

Pasión dijo...

A veces a las personas que lastimamos son las que siempre están ahí para ofrecernos una sonrisa y una lágrima que indica perdón

Abrazos

Jen dijo...

La cosa es que uno n debe olvidar lo pasado, si no aprender de él y dejarlo ir, o sea que deje de doler.
Un super beso, que son míos xD
y nada, todo estará bien, si tanto lo dicen, debe ser verdad

Enakam dijo...

Truly: Gracias! Todo está mejor! Un abrazo fuerte para ti también!

Pasión: A veces es así. Abrazos.

Jen: Si con dolor se aprende. Nadie te quita los superbesos! Yo sólo los recibo y te los doy a ti! pero si te molesta sólo te envío minibesos!

Danza invisible dijo...

Qué pachó?

Espero que todo se haya arreglado ya.

Besito.

Maje dijo...

Es cierto, pensar y recordar cansa demasiado... es bueno aprender de las caidas y sobretodo saber que siempre habrá alguien que te tienda una mano para seguir caminando... vale no es fácil... pero de todo uno aprende...aunque duela!!!

un besote, y espero ya este mejor! no me gusta leerte asi!

Enakam dijo...

Danza: Todo ya está bien! Gracias por preguntar! Besito!

Maje: Si que es muy agotador! Ya estoy mejor! Un besote!

MAR dijo...

Estoy viendo que todo va mejor, por las respuestas a los comentarios, bueno amigo me alegro mucho y si te sirve de consuelo yo tuve hace 5 años depresión mayor y a veces me siento triste y me da terror volver a ese infierno.
En lo que te pueda ayudar siempre cuando estes feliz o triste, ahí estaré.
besitos,
mar

Enakam dijo...

Gracias Mar! A veces creemos todo superado, pero por momentos como que tambaleo, pero casi estoy seguro que no volveré a caer, y si sucediera se que hay mucha gente que está aquí para ayudarnos a ponernos de pie! Gracias por estar allí! Besitos!

El Trimardito dijo...

Depende de las situaciones, si podemos olvidarlas o no, quizás la fuerza de voluntad ayude, otras veces se convierte en una tortura.

Saludos!!

Yola dijo...

Muy lindo lo que escribiste, porque aunque no sea un bonito poema, es lo que te salió del alma.
Ya no mires atrás amiguito, sólo llévate la lección aprendida, que en realidad eso es lo que importa.
Está en ti... y lo sabes...
Saluditos :)

Hiel dijo...

¿Como le digo adiós a los míos?

gabriel revelo dijo...

hola, pasé por éste blog y me gusto mucho... sobre todo porque sabes, yo me siento a menudo así.

sucede que a veces las letras nos dan la espalda, o más bien, las reprimimos pues consideramos que en realidad no dicen nada.

aunque luego nos demos cuenta que la verdad esta ahi, en esas tercas palabras que logran escapar y que al otro día nos aclaran todo.

Enakam dijo...

Trimardito: Espero no seguir siendo torturado. Saludos!

Yola: Gracias por tus palabras. Saluditos!

Hiel: Aún no tengo respuesta precisa a esa pregunta!

Gabriel: Gracias, seguramente no somos los únicos!

Dragón del 96 dijo...

Es una baina ser un saco de agua con sentimientos.

Slaudos.

Pamela dijo...

es lo mas acostumbrado sentir un dia asi , un vacio , tienes dudas, o quizas en un dia de analizar tu sproblemas, de no saber que hacer que no te apetece nada, si creeme eso me pasa amenudo y mas ahora cuando estas en un lugar de depresion que es un hospital..recupeandome de una operacion .

un beso