martes, julio 17, 2007

Viernes 13

El último viernes, fue un viernes 13. ¿Qué hay con esa fecha? Se dice que un grupo de caballeros templarios fueron quemados en la hoguera, y en ese momento estos lanzaron una "maldición". Y desde entonces existe la creencia que ese es un día de mala suerte.

En el trabajo tengo un compañero que es muy supersticioso, y a veces hasta me río de las cosas que tanto teme: dejar caer la sal, pasar por debajo de las escaleras, cruzarse con un gato negro, romper un espejo, echarse sobre la mesa, entre otras muchas.

Nunca le tomé mayor atención a esa fecha, pero el viernes veía a este compañero tan nervioso, que me puse a pensar si alguna vez me ha pasado algo como para temerle a esta fecha, y por la noche recordé una experiencia: Fue un viernes trece hace más de diez años, no recuerdo bien el mes ni el año. Talvez no lo quiero recordar, tanto tiempo me tomó olvidarlo, y más tiempo cicatrizar las heridas.

Ahora me estoy arrepintiendo por tratar de recordar, me acuerdo algunos momentos desagradables, aunque ya está todo superado, mejor busco mis escritos entre rumas de papeles en vez de rebuscar en mi mente.

Esperenme un momento, mientras tanto escuchemos algo de uno de mis interpretes favoritos.



Para ustedes son sólo unos minutos, pero para mi han pasado unas horas hasta que encontré el escrito del que hacía mención:

13 de octubre de 1995

Hace sólo unos meses que te conocí, y desde entonces siempre me despertaste un gran interés. La verdad no se cuando ni como ocurrió, todo pasó tan rápido, que sin darme cuenta ya éramos amigos, buenos amigos. Muy rápido para alguien tan desconfiado y tan poco sociable como yo.

Poco a poco nos buscábamos más. Tú porque aún en esos momentos estabas triste pensando en otro, buscabas apoyo y consuelo; mientras tanto yo, me estaba enamorando de ti.

De día tu mirada y tu sonrisa hacían que sintiera cada vez más cosquilleos, y ellos a su vez, eran cada vez más intensos. Por las noches, acostado soñaba que estabas cerca y que me hablabas dulcemente, pero al despertarme me decía qué tonto, qué hago enamorándome de una chica de veinte, mientras yo tengo sólo dieciocho.

No se si te habías dado cuenta, pero cuando me hablabas mirándome a los ojos y tocabas mi mano mi pulso se aceleraba a mil, es por eso que evitaba estar tan cerca de ti y me alejaba un poco temiendo un paro cardiaco.

Estuve esperando mucho tiempo que te lo olvidaras. Al principio parecía que nunca lo harías. Parecía una eternidad. Pero cuando al fin te olvidaste de él me alegré un instante, me decía: como no sabes como he pasado estos largos meses, cuanto he esperando este momento, al fin se acabó mi lamento, al fin tienes la mente libre.

Pero luego comenzó a rondar una duda en mi cabeza. Me quedé pensando que las cosas habían cambiado mucho, que éramos muy buenos amigos, que talvez si yo intentaba obtener algo más, las cosas ya no serían iguales, talvez pierda tu amistad. Es así que fui aprendiendo a vivir enamorado de ti sin que tú lo supieras o correspondieras. Disfrutando de lo que tenía y tratando de dejar de soñar lo que no.

El día en que me contaste que te estabas enamorando, me rompiste el corazón, pensé que te perdería. Después de despedirme de ti lloré toda la noche pensando que igual te perdía, te perdía sin haber hecho nada, me lamentaba no haberte mostrado mis sentimientos. De alguna manera tendría que dejar de disfrutar y sufrir por estar enamorado de ti en silencio.

En un arrebato te pedí que me digas quién era esa persona. Pero no querías decírmelo, me preguntabas por qué tenías que decírmelo, si yo nunca te había hablado de quién estaba enamorado, y yo no podía negarte que lo estaba, porque leíste algunos de mis poemas y escritos. No te insistí, porque no quería confesarte que tú eras la inspiración de mis letras. Pero tú no te quedaste tranquila, me pedías de mil formas que te contara para quién estaban dedicadas mis letras. No te lo dije ni lo pensaba decir.

Hoy por la tarde cuando me pediste salir de la reunión no sospeché nada, así que accedí sin problemas. Nunca me hubiera imaginado lo que seguiría. No entendía por qué habíamos salido a caminar y luego regresado a ese departamento por las escaleras en vez de usar el ascensor. Tonto, distraído o simplemente no quería saber.

Mientras subíamos las escaleras, tú te acercabas más y más yo trataba de mantener mi distancia, hasta que me vi acorralado contra el balcón. Me asusté. Entonces querías que confiese, pero en ese momento estaba tan nervioso porque no entendía que pasaba, que aunque lo hubiera querido no salían palabras de mi boca.

Cuando tú me dices que yo no era la persona de la que te estabas enamorando, me quedé más confundido, no entendía entonces qué hacía yo contra el balcón, en ese momento ya quería subirme a él. Pero al decirme que yo era la persona de la que estabas enamorada y que te habías cansado de esperar tanto tiempo sin que yo te lo dijera casi me caigo del balcón.

Si no te contesté en el momento es porque me sentí sorprendido y felíz. No se como más describirme en ese instante, estaba empapado de tantas emociones. No lo podía creer. Y aún sin respiración, nuestro primer beso. Me siento el ser más afortunado de la tierra, pero sin aire. Todo es grandioso y si que valió la pena haber sufrido durante estos largos e interminables meses.


Se que esto no parece ser mala suerte. Pero lo que puede ser buena suerte, maravilloso hoy mañana puede convertirse en mala suerte. El amor de esta nota se convirtió días después en tres años de depresión. Y a su vez esa mala suerte tiene mucho de bueno, esos tres años fueron los más productivos escribiendo notas como la anterior y otras tantas que talvez postee más adelante. Por otro lado en esa época me hacía cada vez más amigo de Di.

30 comentarios:

TRuLy dijo...



Dice la cancion que "Hay amores que matan..."
aunque no lo creo asi... pero bueno cada loco con su tema no? ademas lo que no te mata te hace mas fuerte y te ensenha a valorar lo que viene...

Un besote de esos que se escuchan en todo el salon!!!

Muy linda la carta..
A mi porque no me escriben asi :( ?

buaaaaaaaaaaaa!!


MUa!

gabriel revelo dijo...

querido amigo, esa carta pude haberlo escrito yo... tal cual, la misma historia.

me hace pensar que a pesar de estar en lugares geograficamente lejanos, los sentimientos de las personas al final siempre son los mismos.

amor... eso es lo que mueve al mundo, lo que nos hace escribir historias tristes y apasionarnos con ella.

leer, identificarse, asumirse y encontrarse en las letras de otros.

seguramente es arte.

Just dijo...

si, es arte, sino date una vuelta por camino real, al costado del bembos (el local que menos me gusta) alli encontraras semejante descripción.


un abrazo.

Enakam dijo...

Truly: No conosco la canción. Gracias por llamarme loco! :(
Pero eso si lo que daña te hace más fuerte. Esas cartas nunca llegaban a su destinatario!! Un beso!

Gabriel: Muchos compartimos historias, al fin todos somos humanos! Arte? No lo sé!

Just: Si ese Bembos parece baño!

Maje dijo...

Querido Enakam,

sea de supersticiones o no...hay tanto que callamos hablando, o tanto que gritamos callando...

Cada historia que termina, es siempre la puerta a una mejor... y ya ves!!!

al final simplemente es el amor... con caídas, y nuevos pasos... el hecho de amar ya es de por si maravilloso!!!

Karen dijo...

supersticiones, mi amigo David dice que trae mala suerte creer en la mala suerte xD pero no hagas caso, solo es un dia mas, para mi todos los dias son de aguna manera, de mala suerte.

las historias de amor, que yo sepa nunca terminan con final feliz...

nos leemos!!

besitos!

Perla dijo...

porque el amor cuando no muere, mata... porque amores que matan, nunca mueren...

a mí me encanta leer cartas... ese tipo de cartas... ay! qué lindo...

besos!

Di dijo...

Algo tengo que agradecerle a "cadeca"... al final yo me caso contigo! yeeee!

Juan Arellano dijo...

No sólo los hechos van cambiando, también la perspectiva con la que los vemos. Nunca sabemos a donde nos lleva lo que hacemos. Lo que hoy vemos como permanente en unos años lo veremos sólo como algo transitorio. Saludos.

Dragón del 96 dijo...

La mala suerte es relativa, la buena suerte es relativa, todo es parte del equilibrio (como que no quiero dejar el tema, verdad?).

Slaudos.

Enakam dijo...

Maje: Es cierto! Donde termina una historia comienza otra! Un beso!

Karen: Es que los finales son tristes, pero si el amor no se acaba la historia es otra!

Perla: No todos los amores matan, pero el de este post casi lo hace! Besos!

Di: Yeee!! No hay mal que por bien no venga! Muchos besos!!

Juan: Muy cierto! Ahora esta historia que fue sufrimiento en el pasado, hoy es sólo un recuerdo casi olvidado, una experiencia más. Saludos!

Dragón: Veo que dominas mucho el tema! El Ying Yang, el complemento, el equilibrio! Saludos!

Sayuri dijo...

Hola primo! fue una sorpresa agradable el q hayas entrado a mi espacio, alli escribo de vez en cuando para despejar mi mente o para contar algunas alegrias o tristezas. No eres ingrato me imagino lo ocupado q estas en tu trabajo, yo ya conocia tu blog entro a leer casi seguido, solo q nunca me atrevi a escribirte, bueno y lo hago ahora, felicidades por el noviazgo, espero q ya pronto se casen, saludos a Diana.byeee

Marea dijo...

Qu� cartita, me hizo pensar en situaciones, ojal� que mi pr�ximo amor sea del bueno. Abrazos.

Pamela dijo...

que cosas!...yo ahora por un buen momento( si hablamos de amor)hay historias lindas y malas pero no hay que vivir de las
supertisciones no las creo nunca las he creido.
saludos y un beso.

MAR dijo...

Hay recuerdos que duelen, besitos en el corazón pa que pase un poquito, el amor y la vida son una ruleta ruza uno nunca sabe si sufrirá o no!
besos
mar

Enakam dijo...

Sayuri: No sabía que venías por aquí, gracias! Te estaré leyendo! Saludos!

Marea: Seguramente será así! Un abrazo!

Pamela: Qué bueno que estés pasando por un buen momento! Disfrútalo! Un beso!

Mar: Si hay recuerdos que duelen, pero los de este post ya los veo sólo como una historia que contar.
Besos!

la homiguita lucida dijo...

que bonito escribes...

digler dijo...

creo que nos solemos condicionar con ese tipo de situaciones, como bien dices, lo que hoy es de buena suerte o es genial, en cosa de tiempo puede resultar fatal

lo mejor es vivir libremente sin temerle a situaciones o fechas

además, las supersticiones dan mala suerte

Enakam dijo...

Hormiguita: Gracias amiguita!

Digler: Eso pienso, las supersticiones dan mala suerte, jajaja

la homiguita lucida dijo...

yo comprobe que estas superticiones son falsas.
He tenido gato negro, he pasado miles de veces debajo de una escalera, he roto espejos y derramado la sal.
Inicie dos obras simultaneas en la noche , justo este viernes y hasta ahora nada se me ha caido.

Gikas dijo...

jaja me dio risa la actitud de Di, viendo el lado positivo de las cosas, las cosas pasan por algo, lo que si se debe aprender es q debemos expresar ntros sentimientos, porque a veces cuando nos damos cuenta ya es demasiado tarde, otra cosita, tenia en claro q el dia era martes 13, y viernes13 solo era el titulo de la pelicula, en fin al diablo con eso!!!! ajjaja aqui la sal limpia las malas vibras y caso contrario se arrojan!!!! saludos TQM primo

Karen dijo...

el mmor...pucha!! no no puedo opinar, es un tema aparte del cual desconosco...xD

El perro andaluz dijo...

Yo no soy supersticioso xq eso trae mala suerte:)
Saludos.

Enakam dijo...

Hormiguita: Yo también he experimentado, sin querer, y no ha pasado nada extraordinario.

Gikas: Si, a mi también me causó gracia! Las supersticiones cambian según el lugar. Así como allá no existe el piso 4 aquí ocurre con el 13! Saludos también tqm!

Karen: mmm... Bueno todo llega en su momento!

Allan: Igual yo! Saludos!

Ana Lucía dijo...

si,, yo creo que hay amores que matan, pero matan una parte de la vida,y finalmente,, se queda atras se guarda, hasta que llega el amor lindo que NO MATA, que cuida, quiere, ama, adora yeeeeeeeeee,, que lindos tu DI y TU, les deseo lo mejor siempre!!!!!!!!!!

Enakam dijo...

Gracias por los deseos Ana Lucía, ya me tocó un amor que alimenta!

Saludos!

El Trimardito dijo...

Bueno por lo menos pasó, y ahora tienes otras cosas mejores en que pensar.
Y tu pana de la oficina, debería dejarse de esas cosas, ya que a veces uno termina creyendose tonterías como esas.

Saludos!!

Enakam dijo...

Tri: Si, ahora mucho más mejores cosas! En cuanto al compañero de trabajo creo que no tiene remedio.
Saludos!

Yola dijo...

no sé pero hoy no me siento bien y no puedo decirte nada... pero si se me viene una pregunta a la mente... si te hizo tanto daño, pq guardaste esa nota?

Yo tengo el 13 mas bien cómo de la suerte, será por darle la contraria...

Saludos a Di... que bueno que llegó a tu vida luego de tanta pena :)

Saluditos...

Enakam dijo...

Yola: Espero que ahora ya te sientas algo mejor. Hay mucho que botado, pero hay notas que quedaron, algunas son parte de un borrador para un libro autobiográfico que alguna vez pensé publicar. Saluditos!