sábado, agosto 12, 2006

Extrañaba un día tranquilo en el trabajo

Después de varias semanas de intenso trabajo, ayer fue un día relativamente tranquilo, así que lo aproveché para ponerme al día con algunas cosas que había dejado pendiente. Ya extrañaba esta tranquilidad en el trabajo. Claro que no espero que sea así siempre, espero que hoy tengamos más trabajo. Pero al menos disfruté de un día sin presiones, sin stress, muy raro en el trabajo.

Me puse a pensar todo lo que he pasado desde mi última visita al mar, y me parece que fue de provecho. Últimamente estoy muy tranquilo, no me he molestado, creo, en todo caso si lo he hecho no ha sido grave. Suceda lo que suceda, parece que al fin he podido dopar a mis demonios. Trataré de tenerlos así.

El martes le quitaron los puntos que le habían puesto al extraer la muela. Aunque ya puede comer, todavía le molesta. Estuvo un tanto de mal humor, pero ya se le pasó, y yo increiblemente he tenido una paciencia barbara, y en lo posible creo haberla tratado como toda una princesa. Recuerdo cómo me atendió ella cuando fue a mi a quien quitaron las muelas, pero creo no poder igualarla. Ella es casi como mi angel, claro que no siempre, pero eso es mucho más que suficiente para mi.

1 comentario:

Di dijo...

Siempre me tratas como una princesa, gracias. Me alegra que tus demonios estén lejos...