lunes, enero 22, 2007

La muerte de un viajante

No puedo dormir, faltan sólo unos minutos para la 1 am. Tengo cinco horas para dormir. Hace poco más de una hora que he retornardado de la puesta en escena de la obra “La muerte de un viajante” de Arthur Miller, en el Centro Cultural de PUC, con la dirección de Edgar Saba y con la actuación de Alberto Isola, Milena Alva, Alfonso Dibos, Sergio Llusera. Además Carlos Victoria, Renzo Schuller, Cécica Bernasconi, Adolfo Aguilar, Christian Thorsen, Cipriano Proaño, Paloma Yerovi y Mirtha Ibáñez. (Espero haber escrito bien los nombres)

Algo que llamó al ingresar mi atención es que el montaje se realiza al aire libre en un escenario natural, una casa parcialmente demolida, donde se pueden ver los distintos ambientes.

No he tenido la oportunidad de leer la obra, en si dramática, talvez trágica, me arrancó unas cuantas lágrimas en sus partes emotivas. Pero la razón por la que escribo al respecto no es para relatar la historia, ni comentar lo buena que me pareció la obra, o en todo caso el buen desempeño de los actores.

Últimamente me parece que la vida me está tratando mejor, logrando mis metas, sintiéndome muy afortunado y digamos feliz planeando el futuro con Di.

El impacto principal de la obra es el comportamiento del protagonista, Willy Loman, representado por Alberto Isola, quien en algún momento pudo ser muy tierno, consentidor y cariñoso, en otros se torna molesto, pierde la paciencia y se vuelve abusivo, grita, tira las cosas, pierde totalmente los estribos y no es capaz de darse cuenta de su comportamiento en ese momento. Salieron sus demonios al ataque. Es como ver mi comportamiento, representado por un prestigioso actor.

Ha sido como sentir una cuchillada. No sólo por ver que ese comportamiento no lo lleva a nada positivo, además porque se puede ver en la representación el daño que hace esta conducta a las personas de su alrededor, personas que lo quieren mucho y que tratan de hacer todo lo posible por su bienestar.

Otra puñalada es ver la tristeza, decepción, desesperación, frustración, cólera, hasta llegar a una depresión que lleva a una persona a quitarse la vida. Justamente el tema que me empujó a decidirme empezar a escribir este blog hace unos meses, recordándome la perdida de un amigo, herida que pensé ya había cicatrizado.

Si bien he visto películas en donde se puede ver este cuadro, en está ocasión el impacto que he recibido ha sido muy grande, que me siento herido, me ha dejado muy pensativo, algo preocupado, por los comportamientos que nos pueden llevar a tomar decisiones tan drásticas, para algunos actos cobardes. Siento un escalofrío, algo de miedo.

5 comentarios:

Marea dijo...

Enakam, toma bastante valor el poder hablar de los defectos de uno reflejados en otro, wow, se ve que estás trabajando full time con los demonios. Suenas feliz con tus planes con Di, qué lindo sentirse así. Un abrazo.

Imberbe_Muchacho dijo...

estimado Enakam, sabes, cuando yo empece el blog fue por lo mismo, una especie de catarsis, de romper recuerdos , de inicar algo nuevo, yo recuero que ella siempre me reclamaba donde estaba el imberbe que el habia conocido, que no era para nada el que era en ese momento, yo me preguntaba lo mismo
Un dia empece a escribir el blog y a diferencia tuya que empezaste a liberarte de tus demonios, yo empece nuevamente a ser feliz, a arrancar sonrisas a la gente, a ser chistoso, cariñoso, emotivos quiza, todo a la vez, todo junto, sin necesidad de ser nada mas que eso
Asi mientras escribia el blog, me di cuenta que siempre fui el imberbe_muchacho y heme aqui y no solo aqui sino ahora en mi diario vivir
Asi que tal vez escribiendo escribiendo, haciendo catarsis, viviendo, tal vez llegues a cicatrizar todo y sea que te des cuenta que eres tu, Enakam
un abrazo (de hombres para que no te "conjundas")

Ana Lucía dijo...

Enakam, sabes me alegra que sientas que la vida te esta tratando mejor, que estes planeando con DI, eso es maravilloso! y bueno, sabes de alguna manera pienso que todos empezamos el blog, porque tenemos algo que decir...y que bueno que lo hayas hecho, que bueno que vayas dejando tus demonios,,a todos nos pasa los buenos y malos ratos,,,pero solo hay que saber sobre llevarlos y aferrarse a lo que uno ama, a lo que uno suenia ..en este caso sigue adelante con tus planes con DI, hace poco lei , sobre lo orgulloso que te sentias de ella!! y me dio mucho gusto, porque ese es el verdadero amor, cuando sientes orgullo del ser que amas!!

un fuerte abrazo, con el permiso de Di :o)

TRuLy dijo...

Hola, que bueno leer que las cosas te van bien..

Por otro lado cometer un suicidio es un acto de cobardia, a veces cuando creemos que ya no hay solucion para nuestros problemas pecamos en querer coger el camino mas facil, pero no es asi... Todos debemos afrontar lo que se nos viene..
Esto de los blogs es un desfogue para muchos... yo tb empeze con la idea de querer decir algo... aun lo sigo haciendo y ya llevo 3 anhos.. me ayuda mucho, todo pasa en esta vida.. pero ahi se quedan nuestros posts para recordarnos lo que alguna vez vivimos...

Saludos..

Mua!

enakam dijo...

Marea: El ver tu reflejo hace que sea más fácil criticarse a uno mismo y tratar de mejorar, y si, agradesco tener a Di a mi lado, quien me hace sentir muy feliz.
También tengo que agradecer el apoyo de cada uno de ustedes, mis amigos por teclado, por sus comentarios alentadores y sus consejos.
Imberme: Si el escribir me está ayudando a liberarme mis demonios, primer paso para lograr la felicidad, no sólo mía, también de quienes viven a mi alrededor, principalmente Di.
Ana Lucia: No sólo es el alivio que uno siente al escribir, gracias a ustedes es conocer otros puntos de vista u opiniones. Estoy aprendiendo como dices a manejar los malos ratos y siendo más receptivo con lo que amo.
Truly: Si también pensaba que el suicidio era un acto de cobardía, pero pienso que también hay que tener mucho valor para tomar esa decisión. No quiero etiquetar de cobarde o héroe a nadie, sólo comento el impacto que tuvo en mi la pérdida de un amigo y cómo no he podido superar del todo ese hecho.
Un abrazo a todos.