sábado, mayo 20, 2006

Difícil comienzo

Tengo cerca de treinta minutos sentado frente a la hoja. Quiero escribir lo tengo dentro. No logro ordenar mis ideas, estoy algo nublado. Tengo mucho que decir, demasiados pensamientos, tantos sentimientos. No logro expresarme fácilmente, como si tartamudeara a través del teclado. Antes solía escribir con facilidad para mi y algunos de mis amigos. Nunca con aires de literato ni poeta, sólo para dejar salir lo que tengo dentro, como una terapia.

Esta es la primera vez que escribo algo para ser leído por alguien más. Lo quería hacer hace mucho tiempo, eso si. Incluso alguna vez pensé escribir un libro, pero nunca lo hice, consciente de que no tengo un buen lenguaje y capacidad para transmitir lo que siento.

Todo comienza hace poco menos de un año cuando volví a ver a un amigo después de mucho tiempo. Ese día me sorprendió con una conversación muy interesante y profunda. Desde entonces en cada oportunidad que teníamos para conversar, me interesaba en conocer más de él, de lo que pensaba, lo que sentía. Muchos ideales, sentimientos, incluso pasión u obsesión. Desde entonces fue como aquel libro que te cautivó desde la primera página.

Nuestros diálogos eran muchas veces de temas interesantes y profundos, algunos de los que pocas veces se tiene la oportunidad de escuchar en una conversación corriente. Su opinión, en ocasiones, era la que uno esperaba escuchar, pero la muchos no se atrevían a dar. Siempre lo consideré una buena persona, un tanto distinto, no tanto, concordamos muchas veces.

En alguna oportunidad me comentó acerca de un nuevo medio, por el que nos podríamos comunicar, podría escribir lo que quisiera y ser leído por mucha gente: El Blog. El tenía uno, "Factótum
", escribía de diversos temas, le apasionaba la idea de escribir, ser leído y recibir comentarios.

En ese entonces visité su blog y otro más, "Out of Geek", de Quique, un gran amigo que está al otro lado del Pacífico. Me pareció interesante, ambos un contenido totalmente distintos, cada uno a su estilo. Me entusiasmaba la idea de crear uno, pero me desanimaba por el temor de no tener la altura o calidad de mis amigos.

A partir de ese día, cada vez que nos encontrábamos me preguntaba cuando comenzaba mi blog. No se por qué decía que tengo mucho que decir, y que le gustaría leerme. Yo le decía que pronto, que no tenía mucho tiempo para escribir.

Entonces me recomendó que transcriba los textos que alguna vez escribí. Decía que eso no me tomaría mucho tiempo. Pero yo los leía y no lograba convencerme de que fueran los suficientemente buenos para que el resto los leyera.

Y así se fue pasando el tiempo hasta hoy. Fue necesario más que un empujón, un fuerte golpe, la despedida de este amigo, para que después de varios años vuelva a sentarme frente a una página en blanco, pensar, sentir, dejar salir lo que tengo dentro y escribir. Por si fuera poco, por primera vez, pensar que más tarde voy a crear un blog con este primer texto.

Lástima que mi amigo Andrés ya no esté aquí, para que pueda ver lo que tantas veces me animó a hacer. Se fue tan lejos, que creo no hay manera de hacerle llegar lo que escribo. Sin embargo, muchas conversaciones aún están en mi mente, y felizmente para mi mala memoria, tengo sus palabras en varios escritos que alguna vez me envió, y otros que se encuentran en su blog.

4 comentarios:

Quique dijo...

Tengo la imagen del escritor que sin parar ni un minuto - ni equivocarse - coloca en el papel una novela completa y también la escena de tantas películas donde el suelo aparece lleno de papeles arrugados con un escritor que tomándose la cabeza entre las manos no sabe como empezar a escribir.
A todos nos toca pasar por ambas etapas - y por las intermedias también -

Escribir toma tiempo, para encontrar las ideas, las frases, la palabra exacta ... para luego borrar y volver a pensar las ideas, las frases, las palabras y cortar y cambiar y borrar y empezar de nuevo hasta que finalmente te das cuenta que has creado algo imperfecto. Y justamente para eso escribimos, para lo imperfecto porque no se puede escribir lo imperfecto.


Y pasando a otros temas más mundanos ... "Oe tocayo, Feliz Cumpleaños ... salud!!! dos chelas y un par de strikes por eso"

enakam dijo...

Gracias Quique por tus palabras, me alientan a seguir escribiendo, pero por ahora estoy conociendo alrededor de este interesante mundo de los blogs. Gracias también por el saludo.

Anónimo dijo...

Me imagino que también eras amigo de Andres Kishimoto. Lástima lo que sucedió. El también era amigo mio. Visitando distintos blogs veo que tuvo muchos amigos. Sólo estamos seguros que el está donde quería estar. Así que ánimo y sigue escribiendo.

Di dijo...

Me alegra que por fin hayas empezado a escribir. Espero que lo disfrutes y sigas escribiendo, te hace bien. Por Andrés no te preocupes xq ya está bien y sabe lo que escribes.